Amor a Todo Costo

by Feb 13, 2020

¿Cuánto cuesta decir “Te amo”?  En esta época del año como unos $197.

De acuerdo con la Federación Nacional de minoristas, se espera que los consumidores gasten de manera colectiva alrededor de $27.4 billones el día de San Valentín en el 2020.

27.4 Billones. ¿Qué tan grande es ese número? Bueno, si tu vida tuviera una duración de 27.4 billones de minutos, vivirías más de 50.000 años. Es un número muy alto.

Estamos dispuestos a hacer todo lo posible para gastar de manera extravagante en nuestros seres queridos para recordarles nuestro amor, devoción y aprecio en el Día de San Valentín. De hecho, cada año, gastamos más y más – el número que se muestra arriba supero al del 2019 en un 32%, que tiene el record anterior de gastos en el día de San Valentín.

Ahora, la pregunta es ¿Por qué hacemos esto? Estamos conscientes de que las flores, los dulces, las tarjetas y los chocolates son una fracción del costo de casi cada dos días del año. Y mientras conocemos un par de parejas que se las arreglan para abstenerse del día del amor y la amistad, la mayoría se lanza de cabeza, ¿Por qué?

Creo que se resume en tres razones: Responsabilidad, expectativas y sacrificio. Estas son 3 grandes razones, y mientras que el día de San Valentín las use con el propósito de lucrarse, quiero mostrarles como tienen su fundamento en Cristo.   

Responsabilidad de mostrar amor

Cuando dices “te amo”, ahora tienes la responsabilidad de demostrarlo. Muchos han escuchado por ejemplo: A un esposo que piensa que los regalos, las tarjetas y las flores son inventos de la sociedad capitalista y siempre le dice a su esposa “te amo” sin una sonrisa y con voz monótona y sin emoción. Cuando ella por fin comparte su frustración, él se sorprende. “¿No te digo siempre que te amo?”

Su frustración está bien fundamentada porque tenemos la responsabilidad de demostrar amor, no solo hablar de él. El día de San Valentín es un recordatorio para demostrar amor – aun cuando no participes del día como tal, puede ser un catalizador que te recuerde demostrar amor de manera consistente durante todo el año.  

Por supuesto, Dios establece un modelo para nosotros aquí. Quiero mostrarte esto en una parte de las Escrituras que normalmente no se cita por su demostración de amor- pero creo que es un ejemplo, que nos deja sin aliento, del amor de  Dios por nosotros.  

Cuando leen Génesis 3:14, echen un vistazo a lo primero que Dios hizo después de que Eva dijo, “La serpiente me engañó, y comí” ¿Castigo? ¿Condenación? No. Él muestra un amor maravilloso por su preciosa creación al maldecir a la serpiente y prometer la venida de un Salvador… “Él te aplastara la cabeza”, le dice Dios al enemigo del hombre ya derrotado.

Al final, Adán y Eva tuvieron que afrontar las consecuencias por su pecado, pero no sin que antes Dios diera Su golpe maestro de mostrar Su amor por la promesa del Salvador que vendría (Esto a menudo se conoce como el protoevangelio, la primera anticipación del evangelio).

Expectativa de recibir amor

Cuando alguien escucha “te amo”, una expectativa de recibir ese amor nace en ellos. Cuando deslizan un anillo de compromiso en el dedo de una mujer, ella está loca de la emoción. La emoción de la expectativa. Ella pronto se casara con el amor de su vida, y los días entre el ahora y ese día seguramente estarán llenos de actos de amor y devoción.  Cada acto la acerca más al cumplimiento de su expectativa – casarse con su esposo.

El día de San Valentín tiene una manera de recordarnos esas expectativas de amor. Aun cuando no tengas un ser querido al que le des algo ese día, el día por si solo es un recordatorio de que la promesa de amor está a la expectativa de ser cumplida.   

Dios establece un modelo para nosotros aquí  también.

Después del jardín, donde claramente Él proclamo Su amor a través de la promesa del Mesías venidero,  había una expectativa en que Él cumpliría Su promesa. Y no nos decepcionó.  Las proclamaciones valientes de los profetas, los asombrosos actos de amor llenos de misericordia hacia Su pueblo, las profecías que desafían la explicación lógica, solo Cristo- todas estas cosas y más demostraron que el amor por Su pueblo siempre estuvo en Su mente. El Salvador vendría, y Dios nunca se cansaría de recordarle a Su pueblo Su amor por ellos. Lo esperaban porque lo prometió y lo entregó de una forma hermosa.

Sacrificio que demuestra amor

Por último, el amor es sacrificio. Cuando amas a alguien, renuncias al “yo” para moverte hacia el “nosotros”. Tu vida ya no te pertenece, sino que está atada de manera única a la de otra persona. Esto requiere que sacrifiques algunas cosas que fueron parte de la vida del “yo” – pero rápidamente te das cuenta que vale la pena amar y ser amado. 

Hay una razón por la que hurgaremos en nuestros bolsillos y gastaremos $27.4 billones el día de San Valentín: Estamos convencidos de que las personas que amamos merecen el sacrificio.

Dios siente lo mismo por ti. “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna” – Juan 3:16 NVI.

Ahora, considera como Dios piensa en ti en este momento. Él cumplió su promesa. Él cumplió todas nuestras expectativas. Él sacrifico a Su único Hijo por ti.

¿Por qué? Porque está convencido de que vales el mayor sacrificio que jamás se ha hecho.  

En comparación, $27.4 billones parece  algo insignificante, ¿No crees? Así es.

 

 


About EvanTell

EvanTell has been training Christians to share the gospel for nearly 50 years. In that time, we have held more than 850,000 trainings and have facilitated 42,000,000 gospel presentations across 25 countries.

Have more questions? Contact Us.